CONTEXTO

Las micro, pequeñas y medianas empresas (con un número máximo de 99 empleados) no tienen una cuota obligatoria de contratación de personas con discapacidades, a pesar de responder por gran parte de los puestos de trabajo en Brasil y, consecuentemente, en el estado de São Paulo.

Segundo el SEBRAE, hay en Brasil 6,4 millones de establecimientos, de los cuales el 99% son micro y pequeñas empresas (MIPEs) que responden por 52% de los puestos con contrato de trabajo formal en el sector privado.

De los puestos generados por las MIPEs, unas 80 mil plazas las ocupan personas con discapacidad, por lo que dicha categoría se ha incluido en la 3ª edición del Premio del año 2016, con el propósito de identificar, reconocer y premiar las buenas prácticas de inclusión en ese importante segmento de la economía.