Prerrequisitos
  • Ser microempresa, pequeña o mediana empresa, del sector público o privado, que tenga al menos un colaborador con discapacidad;
  • De cualquier segmento económico, con un máximo de 99 empleados;
  • Tener sede en territorio brasileño;
  • Estar inscrita en el Registro Nacional de Persona Jurídica (CNPJ, por sus siglas en portugués);
  • Designar a un profesional que represente a la empresa y responda por el proyecto presentado.